«

»

Imprimir esta Entrada

Los docentes no dejan de aprender

Los estudios de posgrado requieren tanto de una inversión monetaria como de tiempo, por dicha razón suele requerir de mucho esfuerzo y en algunas ocasiones pueden generar mucha presión en sus estudiantes. Desde el 2016, Carlos Andrés Lugo, docente de la Universidad de Ibagué, se embarcó en la ardua tarea de participar en la Maestría de Educación ofrecida por la Universidad de los Andes. En el 2018, terminó satisfactoriamente sus estudios y recibió el título de Máster, pero ¿cómo fue su experiencia?

Todo inició con una convocatoria para participar en la Maestría en Educación de la Universidad de los Andes, realizada por el rector de la institución de aquel entonces, el doctor Alfonso Reyes Alvarado. El profesor Lugo, junto a diez docentes de la Universidad de Ibagué resultaron beneficiados y decidieron iniciar sus estudios de posgrado. Así, el reto comenzó, pero como el docente explica contó con una ayuda muy especial:

“La Universidad me dio mucho apoyo, es decir, la Universidad me dio toda la colegiatura para que pudiera cursar la maestría, algo que no es barato, por la universidad en la que se realizó. A parte del apoyo económico, nos apoyó mucho en el acceso a recursos internamente, si necesitábamos un libro, aquí nos apoyaron muchísimo. Y con el ambiente dispuesto para que tanto los jefes como los demás compañeros nos permitieran realizar el proceso correctamente, como se debía hacer”.

Así, Carlos Andrés Lugo fue uno de los primeros en graduarse de la maestría en el 2018, pero no el último, varios de sus compañeros también alcanzarán dicha meta en el 2019; “sé que otros seis compañeros culminaron su proceso, pero no se han graduado, es decir están esperando por la ceremonia de graduación y entrega de título”, afirma el docente. Un viaje, que hubiese sido más difícil de transitar de no haber contado con el apoyo de la Universidad de Ibagué.

Sin embargo, el título no es la única gratificación de realizar un posgrado, para el profesor Lugo conocer más sobre el rol del educador y de la educación actualmente fue su verdadero premio, él lo expresa así: “En definitiva, el hecho de saber que hay mucho por aprender. Sin importar cuántos estudios tengas todos los semestres puedes reflexionar sobre lo que acabas de hacer y cómo puedes mejorarlo. Eso para mí fue grandioso…”.

De esta manera, es evidente que el camino de los docentes es largo y requiere de mucho compromiso, y como expresa Carlos Andrés Lugo, constate reflexión sobre el quehacer diario; “nunca se deja de aprender”.

Share

Enlace permanente a este artículo: https://avaconews.unibague.edu.co/los-docentes-no-dejan-de-aprender/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*